En directo – Funeral de Navalny: ‘128 personas arrestadas’ • Los disturbios por las chinches ‘amplificados artificialmente’ por cuentas trolls


La mayoría de la población sueca cree que su país ha hecho «demasiados sacrificios» para convertirse en miembro de la OTAN. Al mismo tiempo, creen que la membresía beneficiará la seguridad de su país, según una encuesta publicada el viernes.

Suecia está en camino de convertirse en el miembro número 32 de la organización del tratado. Ahora que el parlamento húngaro fue el último de los estados miembros de la OTAN en ratificar los protocolos de adhesión de Suecia, la adhesión es inminente.

Una encuesta del instituto Indikator para la radio sueca SR muestra que el 55 por ciento de los suecos cree que el país ha hecho demasiados sacrificios para ser miembro de la OTAN. Al mismo tiempo, el 77 por ciento de los encuestados cree que se ha reforzado la seguridad en Suecia.

Marc Baert – Sede de la OTAN en Evere, Bruselas.

La encuesta se llevó a cabo entre el 4 y el 26 de febrero y recogió respuestas de 2.413 encuestados. La encuesta no hizo preguntas sobre la naturaleza de los sacrificios.

Según Per Oleskog Tryggvason, director del estudio de Indikator, los resultados muestran que la población sueca considera el procedimiento de adhesión «como una cuestión compleja». «Existe un consenso muy fuerte de que la seguridad de Suecia se verá reforzada con la adhesión del país a la OTAN, pero el camino para lograrlo ha sido espinoso», evaluó. «El gobierno sueco hizo concesiones» al abandonar ciertos principios.

Estocolmo solicitó ser miembro de la OTAN después de la invasión rusa de Ucrania en 2022, rompiendo con la política de neutralidad de Suecia desde el final de las guerras napoleónicas en el siglo XIX y de no alineación militar desde el final de la Guerra Fría. Suecia contribuye a las fuerzas internacionales de mantenimiento de la paz, pero no ha conocido la guerra desde un conflicto con Noruega en 1814.

El proceso de adhesión de Suecia a la OTAN encontró el rechazo turco. Ankara retrasó la ratificación debido al supuesto apoyo de Estocolmo a grupos que Ankara califica de «terroristas», refiriéndose principalmente al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Para apaciguar a Turquía, Suecia reformó su constitución y aprobó una nueva ley antiterrorista.

Hungría también retrasó la ratificación. Para celebrar la nueva asociación, Hungría anunció que comprará cuatro aviones de combate de Suecia para fortalecer su flota actual de catorce aviones Gripen.



ttn-es-31