La trampa suiza para Inglaterra: la predicción