El objetivo de la ONU es sacar a Afganistán del aislamiento para mejorar las condiciones de vida de la población. Pero debe hacerlo, al mismo tiempo, sin legitimar al régimen. Lo intentó en Doha estos últimos días. Pero el precio a pagar fue paradójico y muy alto.

ONU apoya plan de alto el fuego en Gaza